La retroalimentación como buena práctica en diversos escenarios