Si te sientes estresado, ansioso o incómodo, significa que sigues creciendo