Las reglas implícitas de la gestión de proyectos