Manejar las expectativas o abrir la caja de Pandora