Asimilar una cultura organizacional sin discutirla, no es bueno