• Daniel Sachi

Buenas preguntas para resolver problemas



Todos tenemos problemas a resolver en nuestras vidas y lo hacemos mejor o peor según el momento, el ánimo y el conocimiento del problema.


A veces usamos la intuición, a veces el recuerdo de experiencias parecidas y otras lo primero que se nos ocurre, pero generalmente hacemos algo en lo inmediato en una actitud de bombero que sale a apagar el incendio, no siempre con los resultados deseados o la mejor solución posible.


Pero, si tomamos la resolución de problemas como algo que podemos aprender y sistematizar internamente, nos sentiremos más cómodos y seremos más efectivos.


Hay una de técnica rápida y fácil de aprender para separar la paja del trigo y entender qué está pasando.


Para recordarla, en el libro "El niño del elefante" de Rudyard Kipling hay una parte de un poema que podemos usar como mnemotécnico y dice así:


I KEEP six honest serving-men (They taught me all I knew); Their names are What and Why and When And How and Where and Who.


Que traducido (para que más o menos rime), sería así:


Tengo seis hombres honrados

(Me enseñaron todo lo que sé);

Sus nombres son: Qué, Por qué y Cuándo

Y Cómo, Dónde y Quién.


Esta técnica es más comúnmente conocida por sus iniciales en inglés como 5W1H y se basa en hacer las preguntas:

  • ¿Qué está pasando?

  • ¿Por qué está sucediendo?

  • ¿Cuándo sucede?

  • ¿Dónde está pasando?

  • ¿A quién le está pasando? Quien lo encontró

  • ¿Cómo está pasando? ¿Como es de grande? ¿Cómo impacta?

Una vez que tengamos las respuestas, encontraremos que estamos bien encaminados para resolver el problema porque tendremos información mucho más clara para dimensionarlo y atacarlo.


Si queremos ir un poco más allá, podemos combinar estas preguntas con el agregado del negativo, lo que nos da una mayor comprensión del problema:

  • ¿Qué está pasando? - ¿Qué no está pasando, pero tendría que pasar?

  • ¿Por qué está sucediendo? - ¿Por qué no está sucediendo, pero tendría que suceder?

  • ¿Cuándo está sucediendo? - ¿Cuándo no está sucediendo, pero tendría que suceder?

  • ¿Dónde está pasando? - ¿Dónde no está sucediendo, pero tendría que suceder?

  • ¿A quién le está pasando? ¿Quién lo encontró? - ¿A quién le tendría que pasar, pero no le pasó ¿Quién también tendría que haberlo encontrado, pero no lo hizo?

  • ¿Cómo está pasando? ¿Como es el impacto? - ¿Cómo tendría que suceder, pero no está sucediendo? ¿Cómo tendría que ser el impacto, pero no lo es?

Parecen preguntas triviales, pero ni bien las comencemos a usar, nos daremos cuenta de cómo aclaran el panorama, del cúmulo de información útil que nos dan y de la tranquilidad que nos dejan para poner el problema en caja.


Por supuesto que hay más técnicas o herramientas si quieres tomar la resolución de problemas como un profesional, como ser:

  • Recolección de datos

  • Lluvia/Tormenta de ideas (Brainstorming)

  • Diagrama de Pareto

  • Diagrama de Ishikawa

  • Diagrama de flujo

  • Matriz de relación

  • Diagrama de comportamiento

  • Diagrama de Gantt

  • Diagrama de impacto

No olvidar que, conocer bien el problema es el 50% de la solución, pero tampoco olvidar que lo excelente es enemigo de lo bueno, y no usar todas las herramientas existentes no es un pecado y puede ser un error si no las conoces acabadamente.


Comienza con estas preguntas simples que te ayudarán a ser más efectivo y ve incorporando herramientas o técnicas a medida que estés seguro de saber cómo usarlas.


En lo personal esto me ha servido de mucho, pero como siempre se puede aprender algo más de los demás, estoy ansioso de recibir recomendaciones sobre el tema.


#resolucióndeproblemas

Argentina     //  Tel: +54 11 4736 4367 / +54 911 3219-3259

Bolivia          //  Tel: +59 1 6848 3033 / 79324524

Guatemala   //  Tel: +50 2 4014 2257

roi_logoweb_blanco_1.png
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Blanco Icono de YouTube
creative_logoweb_blanco.png

Miembro

fundador de

© 2020 por ROI AGILE INTERNATIONAL - Todos los derechos reservados.