Comenzar un nuevo trabajo con el pie derecho