top of page

Cultura empresarial - ¿Mito o Realidad?




pieza clave de toda empresa
La cultura empresarial como soporte de la organizacion

¿Sabes qué es la cultura empresarial y por qué es importante para tu empresa? con esta simple pregunta podemos avanzar un poco más acerca de si la cultura empresarial es un ¿mito o realidad?


  • ¿Qué elementos componen la cultura empresarial?

  • ¿Por qué es importante que los valores y creencias se vivan en la práctica diaria de la empresa?

  • ¿Cómo influyen las normas y comportamientos en la cultura empresarial?

  • ¿Cómo afecta la cultura empresarial al ambiente de trabajo?

  • ¿De qué manera la cultura empresarial influye en la estructura organizativa?

  • ¿Qué son las reuniones y ceremonias en una empresa y por qué son importantes?

  • ¿Cuál es el papel de la historia y las tradiciones en la cultura empresarial?

  • ¿Qué es el reconocimiento empresarial y por qué es relevante para la cultura empresarial?

  • ¿Cómo puede contribuir una cultura empresarial sólida y positiva al éxito a largo plazo de una organización?


La cultura empresarial se refiere al conjunto de valores, creencias, normas, comportamientos y prácticas que caracterizan a una organización. Es la personalidad de la empresa y define su identidad única. Se puede decir que existen aspectos  claves de la cultura empresarial.


Valores y creencias: Los valores fundamentales que guían el comportamiento de los empleados y la toma de decisiones de la empresa. Pueden incluir la integridad, la innovación, la colaboración, entre otros.

Es importante que estos valores y creencias no solo sean declarados, sino que también se vivan en la práctica diaria de la empresa. Cuando los empleados comparten y actúan de acuerdo con estos valores, se fortalece la cultura empresarial y se crea un entorno de trabajo positivo y motivador.

Los valores y creencias deben forman parte del ADN de la empresa y se deben reflejar en todas sus actividades y decisiones, desde la contratación de nuevos empleados hasta la forma en que se relaciona con los clientes y la comunidad en general. Una cultura empresarial sólida basada en valores y creencias compartidos contribuye al éxito y la sostenibilidad a largo plazo de la organización.

 

Normas y comportamientos: Las expectativas y reglas no escritas que rigen cómo se comportan los empleados en la organización. Esto puede incluir la puntualidad, el respeto mutuo, la honestidad, entre otros.

Por ejemplo, una empresa que valora la innovación puede fomentar comportamientos como la creatividad, la experimentación y la disposición a asumir riesgos calculados. Por otro lado, una empresa centrada en la atención al cliente puede promover comportamientos orientados al servicio, la empatía y la resolución eficiente de problemas.

Es importante que estas normas y comportamientos no solo se establezcan formalmente, sino que también se refuercen y se reconozcan en la práctica diaria. Los líderes juegan un papel fundamental en la promoción de la cultura empresarial, modelando los comportamientos deseados y proporcionando retroalimentación positiva cuando los empleados los practican.

Cuando las normas y comportamientos de la cultura empresarial están alineados con los valores y objetivos de la organización, se crea un entorno de trabajo armonioso y productivo donde los empleados se sienten motivados y comprometidos con el éxito de la empresa.

 Ambiente de trabajo: El clima emocional y psicológico en el que operan los empleados. Esto puede incluir el grado de confianza, el sentido de pertenencia, la satisfacción laboral y la motivación.

Por ejemplo, una empresa que valora la colaboración y el trabajo en equipo probablemente fomente un ambiente donde los empleados se sientan motivados a compartir ideas, colaborar en proyectos y apoyarse mutuamente. En contraste, una cultura empresarial más competitiva puede generar un ambiente donde los empleados se sientan presionados a destacar individualmente y a superar a sus colegas.

El ambiente de trabajo también puede verse influenciado por el grado de inclusión y diversidad promovido por la cultura empresarial. Una empresa que valora la inclusión tendrá políticas y prácticas que fomenten la diversidad de opiniones, experiencias y perspectivas, lo que puede resultar en un ambiente más acogedor y respetuoso para todos los empleados.

En resumen, la cultura empresarial juega un papel fundamental en la configuración del ambiente de trabajo, ya que define las normas, los valores y los comportamientos que caracterizan la vida laboral en la organización. Un ambiente de trabajo positivo y saludable puede contribuir significativamente al bienestar de los empleados y al éxito general de la empresa.


 Estructura organizativa: La forma en que se distribuye el poder y la autoridad dentro de la empresa. Esto puede incluir la jerarquía de la empresa, la toma de decisiones centralizada o descentralizada, entre otros.

La cultura empresarial influye en la estructura organizativa al establecer las normas, los valores y las creencias que guían cómo se organizan y operan las empresas. La estructura organizativa se ve moldeada por la cultura empresarial en aspectos como la toma de decisiones, la comunicación interna, la asignación de responsabilidades y la coordinación entre departamentos.

Por ejemplo, en una empresa con una cultura empresarial jerárquica y centralizada, es probable que la estructura organizativa refleje una clara cadena de mando y una toma de decisiones concentrada en la alta dirección. En contraste, en una empresa con una cultura más colaborativa y participativa, la estructura organizativa puede ser más plana, con una comunicación abierta y una distribución más equitativa de la autoridad y la responsabilidad.

Además, la cultura empresarial también puede influir en la flexibilidad y la adaptabilidad de la estructura organizativa. Una cultura que valora la innovación y la agilidad puede fomentar una estructura organizativa más flexible, capaz de responder rápidamente a los cambios del mercado y adaptarse a nuevas oportunidades o desafíos.

En resumen, la cultura empresarial y la estructura organizativa están estrechamente interrelacionadas, ya que la cultura define cómo se organizan y operan las empresas, y la estructura organizativa refleja y refuerza los valores y las normas culturales de la empresa. Una comprensión profunda de esta relación puede ayudar a las empresas a alinear su cultura y su estructura organizativa para impulsar el éxito y la eficacia empresarial.


Ceremonias y reuniones: Las prácticas y eventos recurrentes que refuerzan la cultura organizacional. Esto puede incluir reuniones de equipo, celebraciones de logros, eventos de integración, entre otros.

Son expresiones tangibles de su cultura empresarial. Estas prácticas simbólicas y ceremoniales refuerzan los valores, creencias y comportamientos que definen la identidad de la organización. Los reuniones y ceremonias pueden incluir eventos formales como ceremonias de premios, celebraciones de aniversario de la empresa, reuniones de reconocimiento de empleados destacados, o incluso eventos informales como almuerzos de equipo o tradiciones de celebración de logros.

Estas prácticas no solo ayudan a fortalecer el sentido de pertenencia y la cohesión entre los miembros del equipo, sino que también sirven para transmitir y reforzar los valores y normas culturales de la empresa. Por ejemplo, una empresa que valora la innovación y el trabajo en equipo puede organizar sesiones regulares de lluvia de ideas como parte de sus reuniones culturales. Del mismo modo, una empresa comprometida con la diversidad y la inclusión puede tener ceremonias anuales que reconocen y celebran la diversidad en el lugar de trabajo.

Los reuniones y ceremonias también pueden desempeñar un papel importante en momentos de cambio organizacional, como fusiones, adquisiciones o reestructuraciones. En estos casos, las ceremonias de integración o de celebración del cambio pueden ayudar a unificar a los equipos y generar un sentido de propósito compartido durante períodos de transición.

En resumen, los reuniones y ceremonias son componentes clave de la cultura empresarial, ya que ayudan a reforzar los valores y creencias de la organización, fortalecer la cohesión del equipo y celebrar los logros e hitos importantes. Estas prácticas son fundamentales para mantener y cultivar una cultura empresarial positiva y vibrante.


Algunas preguntas que debes hacerte luego de haber leído este artículo para reconocer su existencia


  • ¿Puedes encontrar algún elemento interesante que demuestre la existencia de una cultura empresarial?

  • ¿Piensa en los valores y creencias que se práctican a diaria en la empresa?

  • ¿Puedes notar la presencia de normas y comportamientos característicos de la cultura empresarial?

  • ¿El ambiente de trabajo es propicio para el desarrollo de cultura empresarial?

  • ¿La estructura de tu empresa influyen la estructura organizativa?

  • ¿Identificas reuniones y ceremonias que refuerzan la cultura existente?

  • ¿Existe un reconocimiento empresarial por la cultura de tu empresa?

  • ¿Cómo contribuye vuestra cultura empresarial éxito a largo plazo de una organización?


Luego de realizarte estas preguntas podrás saber si la cultura empresarial en tu empresa en un Mito o una Realidad.


Sí considerás que hay mucho camino por recorrer, al igual que temas a desarrollar respecto a la cultura de tu empresa, y necesitas apoyo para desarrollarlo, te invitiamos a que tomes contacto con nosotros haciendo click a continuación



Servicios relacionados


·         Gestión del cambio cultural

·         Counseling laboral

·         Formación de líderes


Yorumlar

5 üzerinden 0 yıldız
Henüz hiç puanlama yok

Puanlama ekleyin

Únete a nuestra lista de correo y no te pierdas las nuevas entradas del blog

bottom of page