La magia versus el enfoque sistemático en la resolución de problemas