top of page

¿Qué tan fuerte es la confianza de tus empleados en ti?


trapecistas

En la década de 1960, Walter Mischel, exploró la gratificación retrasada en niños de cuatro años.


De a uno, los niños se sentaron frente a un caramelo y el investigador les dijo que podían comerlo en ese momento, pero si esperaban a que el regresara de hacer algo, tendrían un segundo caramelo.


Algunos niños se comieron el caramelo de inmediato, pero otros esperaron hasta 20 minutos para que regresara el investigador.


14 años después, los investigadores encontraron que los niños que habían esperado eran más confiables, más autosuficientes y más seguros que los niños que no habían controlado sus impulsos.


Por supuesto que hay una variable muy importante a tener en cuenta y es, ¿el niño confía en que habrá un segundo caramelo?


Si los adultos rompieron las promesas anteriores hechas al niño, es posible que el niño no confíe esta vez.


La confianza es en gran medida un acto emocional, basado en la anticipación por credibilidad y es frágil, así que cualquier falla puede dañarla.


Impregna casi todos los aspectos de nuestra vida diaria y es de fundamental importancia para el funcionamiento saludable de nuestras relaciones con los demás.


Incluso hay un informe de una prestigiosa universidad americana que asegura que la confianza es uno de los predictores más sólidos conocidos de la riqueza de un país.


Las naciones con niveles bajos tienden a ser pobres, y lo son porque, en general, los habitantes realizan muy pocas de las inversiones a largo plazo que crean empleos y aumentan los ingresos, al no confiar en el cumplimiento de otros con sus obligaciones contractuales.


Físicamente, existe una razón de la confianza y es la oxitocina, una hormona y neurotransmisor, que aumenta nuestra propensión a confiar en los demás en ausencia de señales amenazantes.


De hecho, estamos programados para confiar el uno en el otro, pero, nuestras experiencias de vida pueden ajustar la oxitocina a diferentes niveles de confianza a lo largo de la vida.


Cuando nos han criado en un entorno seguro y afectuoso, nuestro cerebro libera más oxitocina cuando alguien confía en nosotros, lo que da como resultado nuestra reciprocidad de esa confianza.


Por el contrario, las experiencias tempranas de estrés, incertidumbre y aislamiento interfieren con el desarrollo de la confianza y disminuyen los niveles de oxitocina.


En el clima de incertidumbre actual, no es sorprendente que los estudios muestren una disminución en la confianza que las personas tienen en las instituciones, y en los líderes empresariales y políticos.


Hoy, dos de cada tres adultos encuestados en distintos países confían menos en las corporaciones ahora que hace dos años y solo el 35% de los empleados jóvenes confían en que sus empleadores les digan la verdad.


Esta es una estadística alarmante, especialmente teniendo en cuenta la cantidad de tiempo, esfuerzo y preocupación que invierten los líderes en la comunicación con los empleados.


Aunque nos enfrentamos a una crisis de confianza y tenemos demasiados ejemplos de líderes que la han erosionado en sus empleados, clientes, accionistas, seguidores o cuadros políticos, creo firmemente que los verdaderos líderes la tienen como valor supremo, y, de hecho, puede ser angustioso para muchos de ellos recibir comentarios sobre que no son dignos de confianza.


Pero, ser digno de confianza a los ojos de alguien se basa en las propias percepciones de esa persona y esto puede verse fuertemente influenciado por la fractura de la confianza en el entorno donde viven.


La gente no confía automáticamente en los líderes en estos días, y la confianza debe ganarse mediante la diligencia, la fidelidad y el esfuerzo aplicado, así que vamos a ver algunos consejos que pueden ayudar a hacerlo:


Uso del “YO”

  • Supervisa tu uso de "yo" en tus comunicaciones

  • Revisa tus correos electrónicos, por ejemplo, y ve con qué frecuencia usas "yo" en lugar de "nosotros"

  • Peter Drucker dijo: "Los líderes que trabajan con mayor eficacia, me parece, nunca dicen 'yo'. Y eso no es porque se hayan entrenado a sí mismos para no decir "yo". Ellos no piensan en "yo". Piensan 'nosotros'; piensan 'equipo'. Entienden que su trabajo consiste en hacer que el equipo funcione. Aceptan la responsabilidad y no la eluden, pero 'nosotros' se lleva el mérito. Esto es lo que crea confianza, lo que le permite realizar la tarea"

Promesas

  • Ve las promesas que haces como una deuda impaga

Importancia

  • Sigue hablando de lo que importa porque un estudio muestra que la gente necesita escuchar un mensaje de la empresa de tres a cinco veces antes de creerlo

  • Lewis Carol lo tenía claro y decía "Lo que les digo tres veces es verdad"

Reputación

  • Tu reputación es como una marca y esa marca da confianza

  • Administra tu marca, que es aquello por lo que quieres ser conocido, tan diligentemente como lo hacen las grandes marcas del mundo

Veracidad

  • Sé conocido como un narrador de la verdad en tu organización

  • Para preservar la confianza que tienes con tu gente, mientras respetas la confidencialidad de la información sensible, comparte lo que puedas y agrega "Esto es todo lo que puedo compartir en este momento".

  • Esto preserva la confianza, ya que tu gente sabe que no mentiste y entienden que, aunque tengas más información, los imperativos estratégicos te impiden compartirla en ese momento

Comunicación

  • Por mucho que esto sea difícil de hacer en la situación actual, no intentes dirigir a través del correo electrónico

  • Sal de tu escritorio periódicamente y ten "tiempo frente a frente" con la gente

  • Cuanto más tiempo pases con la gente, más aumentará el nivel de confianza y si lideras equipos virtuales, atiende las llamadas y videoconferencias con más frecuencia

Previsibilidad

  • Maneja siempre tu estado de ánimo

  • No puedes ser agradable un día y confrontativo al siguiente

  • La previsibilidad genera confianza

Consistencia

  • Las historias corporativas que cuentas deben ser consistentes y no pueden variar según con quién estés hablando

  • A pesar de que tus intenciones pueden ser inofensivas, estos pequeños deslices socavan la confianza, porque la gente no nos juzga por nuestras intenciones

Seguridad

  • Haz que la gente se sienta segura porque el miedo y la confianza se excluyen mutuamente

  • La mayoría de los líderes se sorprenderían al descubrir que, en muchos casos, la gente les teme

  • Como líder, tienes mucho poder como el de contratar, despedir, ascender y degradar, asignar o retirar asignaciones y beneficios, dar o negar reconocimiento, así que úsalo bien

  • En el contexto actual de desempleo y una economía en crisis, los temores de la gente pueden magnificarse, así que un líder empático lo siente y dedica tiempo y esfuerzo para hacer que las personas se sientan seguras, y la empatía implica comprender la ansiedad de los demás y hacer un esfuerzo genuino por reducirla

Un breve chequeo de comportamiento como ayuda extra para ver cómo gestionas la confianza:

  • ¿Comparto información que es útil para otros o la retengo?

  • ¿Ser franco y transparente es una cualidad que la gente me atribuiría fácilmente?

  • ¿Trato a todos con amabilidad y respeto?

  • ¿Intento hacer el bien en mi trato con los demás?

  • ¿Aprovecho todas las oportunidades para animar a los demás?

  • ¿Me hacen feliz los logros de los demás como con los míos propios?

  • ¿Cumplo con mis compromisos, incluso si me afecta mucho en lo personal?

  • ¿Me esfuerzo constantemente por entregar un buen trabajo?

La confianza es poder, es el poder de inspirar e influir, es el pegamento que nos une, y que fortalece las relaciones.


Como esos niños de cuatro años que confían en que habrá un segundo caramelo, ¿puede tu gente confiar en que tu palabra será cumplida?


El liderazgo es un trabajo difícil, por lo que es sano como líder, tomar las palabras de George Washington, "No puedo prometer nada más que pureza de intenciones y, al llevarlas a cabo, fidelidad y diligencia".



Nuestros servicios relacionados:

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

Únete a nuestra lista de correo y no te pierdas las nuevas entradas del blog

bottom of page